sábado, 3 de agosto de 2013

Vídeo para el fin de semana: El Rey de Papel


El vídeo para este fin de semana, está basado en esta poesía de MªLuz Uribe, "El rey de Papel"y pertenece a la colección de vídeos de Entrelecturas, de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.
Aquí tenéis el vídeo y a continuación el poema.

     

          

           El Rey de Papel- María de la Luz Uribe




                 Una tarde de paseo

                 me tropecé con un rey

                 magnifico y elegante

                 pero todo de papel.



                 Haciéndome una gran venía,

                 Este rey que me encontré

                 me regaló su corona,

                 que era toda de papel.



                 Me dijo: -En esta jirafa

                 iremos a recorrer

                 mi reino-. Y juntos nos fuimos.

                 Y era todo de papel.



                 Lo primero que encontramos

                 fue un inmenso buey,

                 que estaba comiendo un sapo;

                 buey y sapo de papel.



                 Después pasamos un túnel

                 y allí se puso a llover

                 gotitas de oro y plata.

                 Y todo era de papel.



                El rey abrió un gran paragüas

                y yo me escondí bajo él;

                No te preocupes porque todo es de papel.



                Y llegamos al palacio.

                Más lindo no puede ser...

                Lleno de torres, campanas

                y princesas de papel.



                Diez princesitas había,

                Las diez hijas de este rey.

                Todas lindas, delicadas,

                pero todas de papel.



                La princesita más chiquita

                que se llamaba Mabel

                cuidaba flores y plantas,

                todas, todas de papel.


                Y todas las princesitas,

                tirando un largo cordel,

                cerraban firme la puerta

                que también era de papel.



               -¿Por qué tanto cerrar puertas?,

               le pregunté a mi buen rey.

               Ay, hija mía –me dijo-.

               Somos todos de papel.



              Si alguien quiere nos arruga;

              nos puede hasta romper,

              o tirarnos, o quemarnos

              porque somos todos de papel.

              Entonces, déme –le dije-,

              déme rápido un pincel, colores,

              pero papel, no encontré:

              todo eran flores, manteles,

              sillas, mesas de papel.



              Pero el rey me dio su espalda

              y ahí escribí un gran cartel:

              Prohibido, no se rompa,

              Porque todo es de papel.